domingo, 20 de abril de 2014

73º ANIVERSARIO DE RADIO BOLIVAR 1010


Fitzí Miranda (Fundador), José Antonio Fernández, José Antonio Nicolás, Gabriel Aguilera ordaz y Lubén Rossi Vera


 Invitado por el personal de Radio Bolívar encabezado por su directora Rosiel Velásquez, preparé este discurso que al final no fue pronunciado debido  a  la  inexplicable  negativa del Consejo Legislativo  del 2009

            A los seis años de haberse iniciado desde Gran Bretaña la radiodifusión en el mundo, llegó a Venezuela, y seis años después, a Ciudad Bolívar.
            Mayo de 1920 marca el inicio de la radiodifusión en el mundo. Luego de mucho batallar, la emisora Marconi Wireless invadió las ondas hertzianas desde Chelmsford, Inglaterra, con un programa musical e informativo que poco ha variado desde entonces en el universo de la radiodifusión.
            Estados Unidos que también venía investigando sobre la comunicación a distancia, se puso a la par de Inglaterra en noviembre del mismo año con la estación KDKA de Pittsburg.
            Había comenzado a dar sus frutos el invento de muchos hombres, y cada país, entre ellos Venezuela, se fue interesando a medida que se industrializaba esta para entonces revolucionaria como increíble forma de comunicación inalámbrica.
            El 25 de septiembre de 1925, el gobierno de Juan Vicente Gómez dio el permiso y el 24 de mayo de 1926 la emisora AYRE (Broadcasting Central de Caracas) entró en acción con un transmisor Wastern Eléctric, de 1 kw, y una longitud de ondas de 375 metros.
            Venezolana de Radiotelefonía, empresa que había obtenido tanto el monopolio de las trasmisiones como el de la venta de radiorreceptores, era la patrocinante de esta primera emisora venezolana y su directiva estaba predominantemente conformada por hombres del gobierno, entre ellos, el coronel Arturo Santana, edecán del general José Vicente Gómez, hijo del dictador. Tal empresa creó también, un servicio de información radiotelegráfica para los periodistas venezolanos que competían con el Cable Francés.
            Antes de la inauguración,  Venezolana de Radiotelefonía abrió el 15 de mayo de ese año 1926 una exposición de aparatos radiorreceptores, fabricados en los Estados Unidos por Etromberg Carlson Radio- Corporation, en su salón de ventas ubicado de Sociedad a Camejo. Sus agentes en Ciudad Bolívar eran Requesens y Cia.
            El 24 de mayo, cuando fue inaugurada AYRE, hubo en Ciudad Bolívar un acto especial en el club de Comercio que entonces quedaba entre las calles Constitución y Orinoco, para captar la audición en el primer aparato vendido por Manuelito Requesens. Entre los asistentes destacaban  el Presidente del Estado, Silverio González, y el Secretario de Gobierno, Antonio María Delgado.
            AYRE estuvo activa asta 1928 cuando fue cerrada. Dos años luego, 9 de diciembre de 1930, el empresario William H. Phelps inauguró las transmisiones de la Broadcasting Caracas, convertida en 1935 en Radio Caracas.
            El lunes 9 de mayo de 1931, a las 10:15 de la noche, Broadcasting Caracas trasmitió un programa de música guayanesa dedicada a Ciudad Bolívar, por cortesía de la Shell. En ese programa se incluyeron el paso-doble “Late 28” y el joropo “La Sapoara” de Fitzi Miranda y “Canciones de Himeneo”, de Telmo Almada.
            Después de AYRE y Broadcasting Caracas, surgió la emisora Sello Rojo (1931), llamada luego Radiodifusora Venezuela, fundada en el Pasaje Ramella de Caracas por los hermanos Degwitz. La cuarta y primera emisora de provincia vino a ser la Broadcasting Bolívar fundada por el técnico electricista Rafael Ángel Cabrera.


Broadcasting Bolívar
           
            El Diccionario de Historia de Venezuela da a Ondas del Lago, de Maracaibo, como la primera emisora establecida en la provincia (1935). Sin embargo, hemos leído en un ejemplar de “El Luchador” de enero de 1932, que Ciudad Bolívar tenía en prueba para esa fecha, la emisora Broadcasting Bolívar, fundada por el técnico electricista Rafael Ángel Cabrera.
            Rafael Ángel Cabrera era técnico de la C. A. La Electricidad de Ciudad Bolívar y fue propietario de los Cines América, Mundial y Gómez. Este último inaugurado por el Presidente del Estado, general Vicencio Pérez Soto, el 17 de agosto de 1922.
            De manera que la Broadcasting Bolívar fue una entera realidad en la Ciudad Bolívar de 1932, año en que la capital angostureña servía de plataforma a la fundación de El Tigre petrolero. Hay testimonio hemerográfico como lo evidencia esta nota del diario vespertino “El Luchador”  en su edición del 20 de enero:
            “Ya se oye todas las noches a las 7:30, la Estación Difusora de esta Ciudad del señor Rafael A. Cabrera, en prueba, admirablemente bien.
            Las letras de llamada de la Estación son Y. V. 16. Bol. Con frecuencia de 1.300 kilociclos (Onda Larga).
            La Broadscasting Bolívar será inaugurada posiblemente el primero de febrero y trabajará todas las noches, menos sábado y domingo.
            Ya muchas casas de comercio han hecho arreglo para radiar sus avisos y algunos intelectuales y hombres de ciencia han ofrecido su concurso al Sr. Cabrera, lo mismo que algunas damas que quieren deleitar a los radioyentes con sus recitaciones y ejecuciones musicales y cantos.
            Nos congratulamos con el Sr. Cabrera por esta progresista nota de adelanto que ha traído a Guayana”.

Ecos del Orinoco

            Cronológicamente hablando, a Broadcasting Bolívar siguió la Ecos del Orinoco, emisora que luego reapareció con el nombre de Radio Orinoco hasta su extinción muy recientemente.
            Ecos del Orinoco, fundada por Enrique Torres Valencia, inició su período de prueba en enero de 1936, con música grabada y en vivo, pues el diario “El Luchador” publica el primero de febrero una nota donde agradece al Trío Mangoré, interpretaciones musicales dedicadas a ese vespertino bolivarense.
            Oficialmente la emisora que salía al aire desde el Paseo 5 de julio con las siglas Y. V. 11. RB, frecuencia oficial de 6.545 Kilociclos, es inaugurada oficialmente el primero de abril de ese año 1936. El acto de inauguración se realizó a las 8 de la noche, se brindó con champaña y actuó la orquesta “Alma Criolla” dirigida por Telmo Almada.
            No obstante, la Broadcasting Bolívar, de vida efímera, pues su dueño enfermó y fue a morir a Caracas de un infarto, es posible señalar 1936 como el año en que inicia la Radiodifusión en provincia, pues aparecen coetáneamente con Ecos del Orinoco, la Voz del Táchira, Ondas del lago, la Voz de Carabobo y Radio Popular (Maracaibo). Es el año también (29de julio de 1936) del decreto del Presidente de la República, Eleazar López Contreras, por medio del cual crea la dirección General de Radiotelefonía y Radiodifusión, que da origen a la actual Radio Nacional, la primera en trasmitir los debates del Congreso Nacional (1945).
            Lamentablemente, el fundador y director de Ecos del Orinoco, Enrique Torres Valencia, murió trágicamente el domingo 11 de mayo de 1945, entre las calles Pilar y Concordia, cuando por el cobro de una papeleta del juego hípico que al parecer estaba dudosa, fue agredido con arma blanca. Además de director propietario de la emisora, era administrador del Hipódromo Angostura y por demás excelente deportista en el campo del béisbol. Llegó a ser director de Deportes del Estado (1942). Después de la muerte de Torres Valencia, la dirección de la emisora pasó a manos de Antonio José Rivas.

Radio Bolívar

            Al año siguiente- -8 de mayo de 1937- es inaugurada oficialmente Radio Bolívar bajo la dirección de sus propios dueños: José Francisco Miranda (Fitzi), en la dirección artística y Pedro Elías Behrens, en la dirección técnica.
            Después de su período de prueba, la Radio Bolívar, debía inaugurarse el miércoles 21 de abril, pero por inconvenientes de carácter técnico fue diferida para el 8 de mayo a las seis de la tarde cuando la bendijo el Vicario de la Catedral, Dr. Dámaso Cardozo.
            El programa de inauguración incluyó a las 6:15. Himno de Guayana, interpretado por un coro de jóvenes acompañados de orquesta; 6:20, Mensaje del director artístico; 6, 30, Música bailable de la Orquesta Dalla–Costa; 7:00, Actuación del cantante español, René Najera; 7:30, Música bailable con la Orquesta del Estado; 8:00 Actuación artística de Carmen Liccioni, S. Calojero, Isabel Caro, Tito Avila, Elena Acosta Yánez, Lilia Tovar, Federico Behrens, Antonio Marcó y Ana María Gutiérrez; 8:30, Opera, La Viuda Alegre y 10:00 p. m. Música bailable.
            Esta emisora que arrancaba a las once de la mañana y cerraba sus audiciones a las 8:30 de la noche, regularmente operaba con las siglas Y. V. 6 R. C, en 6.420 kilociclos. En enero del año siguiente adquirió un nuevo transmisor de medio kilovatio para onda larga con potencia de 300 walts. La emisora apenas se mantuvo en el aire durante tres años, al cabo de los cuales arrendó  sus equipos, los cuales fueron adquiridos por el obispo Miguel Antonio Mejías, a nombre de la Diócesis de Guayana, para la fundación de una emisora de la iglesia, tal la Voz de Guayana, inaugurada el        El 15 de mayo de 1944 fue inaugurada oficialmente La Voz de Guayana, bajo la dirección del Vicario de la catedral, Dr. Dámaso Cardozo. Fue invitado a inaugurarla el Presidente del Estado Bolívar, Dr. Mario Briceño Iragorri, quien a nombre de su gobierno dirigió un mensaje de bienvenida. El discurso inaugural estuvo a cargo del Pbro. J. M. Guevara Carrera, en el que destacó el esfuerzo de Monseñor Cardozo y del Pbro. José Ignacio Rincón (Técnico de Radio) para hacerla posible.
            Tras la muerte de Monseñor Mejías ocurrida el 9 de octubre de 1947, La Voz de Guayana salió del aire y sus equipos volvieron al poder del profesor José Francisco Miranda, quien de nuevo reinauguró la Radio Bolívar, el 5 de noviembre de 1948, fecha adoptada a partir de entonces para la celebración de su fundación.  Reapareció bajo las siglas YVQE, 720 kilociclos y YVQF, 6. 200 kilociclos, bajo la dirección del Prof. J. F. Miranda y Aurelio Peralta  como director técnico. Los estudios fueron instalados en la biblioteca auditorio Simón Rodríguez, hoy asiento del Consejo Legislativo y trasmitía de 5 de la tarde a 10 de la noche. Allí en la parte más elevada de la ciudad permaneció hasta junio del año siguiente cuando, luego de suscribir J. F. Miranda, un contrato con la sucesión Torres Valencia para constituir ambas emisoras un circuito radial local, establecieron las dos un estudio común en la calle Dalla-Costa No. 117.
            El 15 de junio de 1951, el diario El Universal de Caracas denunció la forma irregular como venía operaban las dos emisoras y Ecos del Orinoco se ve obligada a interrumpe sus trasmisiones.
Cuatro años después, en 1955, Antonio José Istúriz, empresario de Radio Puerto La Cruz, decide comprar, primero  adquiere  la Radio Bolívar y en 1956 Ecos del Orinoco que convierte en Radio Orinoco en el Centro Comercial Menseses.
La reinauguración de Radio Bolívar el primero de octubre de 1955 fue bendecida por el  Obispo de la Diócesis, monseñor Juan José Bernal Ortiz y se hizo cargo de la dirección, el locutor y periodista José Antonio Fernández, quien previamente y durante quince días estuvo conociendo y estudiando los estudios y mercado de la emisora antes de concretarse la compra.  Fitzí Miranda que  sostenía la emisora con los locutores Domingo Maestracci, para entonces director del Grupo Escolar Estado Mérida, Nedo Boccardo, su yerno, José Vicente Cardozo y Tomás Aponte, operadores, comenzó a incursionar en otro ramo, el de los medicamento, fundando la Farmacia Claret, al mismo lado de la Radio Bolívar, hoy en poder de Alfredo Hernández.
            Así que José Antonio Fernández, cojedeño, con 28 años de edad y con apenas seis años en la radiodifusión debutó como director y puso a vibrar la emisora con novedosos y atractivos programas  como “Fiesta Polar” animado por él y “Artistas de Caracas” , Dominguito Maestracci y el chino Oscar Colmenares.  Artistas internacionales invitados por Ondas Porteñas extendían su visita a Radio Bolívar, como Tony Aguilar, popular charro mexicano; Juan Legido, estrella de los Churumbeles de España;  Olga Llorens, intérprete de bulerías, Héctor Murga, Sergio Sevillano, y la guarachera Celia Cruz que entonces tenía 22 años como se ve en la fotografía de esta columna recibiendo flores de José Antonio Fernández.  Entonces vino con el conjunto cubano La Sonora Matancera, que amenizó un baile en el Club Buena Vista La Piscina.
            Uno de los programas ideado por José Antonio Fernández fue la “Gran Revista Multicolor” con atracciones artísticas nacionales, y locales como el indio Humberto Fernández, África Oraa, Gladis Contreras, Ramón Brito (Cantinflas), el Mochito Juan Manuel Sánchez, Juan Antonio La Rosa y el Duelo Carabíos integrado por  Jesús Vásquez y Arnaldo Rambert.  Para ello la Radio contaba con una orquesta  de planta dirigida por el trompetista David del Moral
Radio Bolívar, desde que Fitzí Miranda la endosó al “Catire” Isturiz, tuvo dos momentos estelares: primero cuando operó bajo la dirección de José Antonio Fernández y, posteriormente, dirigida por otro José Antonio (José Antonio Nicolás) a quien los citadinos preferían identificar como el “Turco” Nicolás, porque, al parecer, era descendiente de musulmanes turcos y además, un riguroso administrador que regateaba hasta el último centavo.
            Hasta mi me regateó lo que debía pagarme por el cotidiano programa “El Día de hoy en la Historia” y un resumen de noticias de la semana que como apertura del noticiero leía Héctor Cristofini, y el resumen semanal de noticias en la vos dominical de Romelia Rosales.
            Esto fue por los años sesenta cuando el doctor Ricardo Hurtado, hablador como todo buen hispano, escribía diariamente en “El Bolivarense” siempre sobre tópicos económicos, especialmente en lo tocante al desarrollo industrial y energético  que se avizoraba en la Zona del Hierro. Abogaba por San Félix y febrilmente por Ciudad Bolívar, en peligro de quedar a la zaga.
            Evaristo Marín era el Corresponsal de El Nacional y cultivaba a Ricardo Hurtado como fuente noticiosa verídica y segura por su estrecha conexión con las autoridades y gerentes de las empresas que estaban surgiendo en la confluencia del Orinoco con el Caroní. Ambos colaboraban con Radio Bolívar.
            José Antonio Nicolás pereció de un infarto a Ricardo Hurtado se lo tragó la tierra y Evaristo Marín, quien se graduó conmigo y Rubén Ferrer Rosas en la Escuela de Comunicación Social de la UCV, aún sigue siendo Corresponsal de El Nacional, pero en Puerto La Cruz y Barcelona, además del Cronista Oficial del Norte de Margarita.
            Después de José Antonio Nicolás, asumió la dirección Gabriel Aguilera Ordaz seguido posteriormente de Tomás León Rangel (El Chino León) con apenas siete días: Jerónimo Méndez Rojas, Pedro Carreño Reyes, Luvén Rossi Vera, decano de la emisora dado los 17 años que estuvo al frente de ella, y Carlos Gómez Acero, ya la emisora en manos del cubano   Orlando Castro Llanes, el “enfant terrible” de los seguros y la banca venezolana durante más de una década de los años 80 y principios de los 90. A consecuencia de la crisis financiera de las empresas de Orlando Castro, la Radio Bolívar pasó a poder del Fondo de Garantías de Depósitos (Fogade), que la vendió finalmente al empresario Tobías Carrero Nácar, dueño actual del circuito Venezuela y de Multinacional de Seguros.
Radio Bolívar permaneció y permanece en la calle Dalla Costa, ahora formando parte del Circuito Radio Venezuela, bajo la dirección de Rosiel Velásquez. El Circuito Radio Venezuela, es privado, con una gestión centralizada, por medio de su emisora matriz Venezuela 790 AM en Caracas que tiene la misma edad d Radio Bolívar.  El Circuito mantiene la autonomía en la programación regional, de cada  una de las  doce emisoras que lo forman.
           

Héctor Cristofini, Domingo Maestracci, Romelia y José Antonio Nicolás


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada